Archive | opinion RSS feed for this section

Dianética, Brexit, Hubris

Cerca a mi lugar de trabajo queda una sede mas o menos grande de la Cienciologia. Por fuera parece una librería, hay vitrinas que dan contra la calle St. Joseph exponiendo los libros de ese grupo. Hoy pasaba por ahí y un muchacho me entregó un volante invitando a una charla sobre la historia de La Dianética, uno de sus libros fundamentales. El lema de la conferencia (o del libro, no sé) es “El poder del pensamiento sobre el cuerpo”. Pensé que el tema del poder del pensamiento sobre el cuerpo debe ser el tema mas viejo de la humanidad, que debe ser una virtud de quien sabe cuantos sistemas filosóficos y el sujeto principal de la mayoría de los libros de auto ayuda que hay en el mercado. Sobre todo pensé que es un anhelo de la humanidad más vigente hoy que nunca, en estas épocas en las que poca gente siente que tiene algún control de verdad sobre sus vidas. La mente, en su incapacidad de influir de manera significativa en un mundo que le es incomprensible, como es su función principal, se repliega a intentar controlar el último terreno que parece controlable. A como dé lugar.

Algo interesante con respecto al Brexit es la dificultad que hay para ubicarse dentro de la narrativa izquierda / derecha de la discusión política tradicional con respecto a ese tema. Si bien el campo pro Brexit atrajó a toda clase de xenófobos y otras criaturas de esas, esa dimensión no era la única, y es probable (imposible saberlo desde acá, debido a todos los filtros que hay) que no fuera necesariamente la más importante. Recuerdo por ejemplo que en Francia cuando se votó en contra de la constitución europea, el tema de la inmigración practicamente no estaba presente, ni siquiera apareció mucho en el poco convincente intento de recuperación del debate por parte del Frente Nacional. Varios de mis amigos allá estaban apegados a la idea de que Francia conserve una cierta autonomía debido a diferentes razones. Recuerdo en particular a un colega sindicalista que me decía que muchos de los progresos sociales y regulaciones que habían alcanzado en Francia los iban a tener que renegociar en el contexto de una Europa mucho mas liberal, y en contra de lobbies multinacionales mucho mas ricos y mejor preparados que los que habían enfrentado en el marco nacional.

Sobre todo, lo que me pareció mas raro con el Brexit fue ver al ala “progresista” reciclando el mismo tipo de argumentos que el campo ultraliberal usa regularmente en contra de cualquier decisión política que vaya en contra de la ortodoxia y el status quo, que consiste en pintar un cuadro apocalíptico si se toman medidas “populistas” en contra de la opinión de los “expertos” (i.e. aumentar el salario minimo, volver la semana de trabajo de 35 máximo horas, salario universal garantizado, etc, etc, medidas “irracionales”).

En otras noticias, la visión del universo silicon-valley-esca alcanza niveles de hubris caricaturales con este llamado de YCombinator a arreglar “las ciudades” (presume uno que usando la misma mecánica que usan para fundar start-ups). Como si “la ciudad” fuera un tema en el que nadie nunca hubiera pensado antes, o que hubiera sido pensado unicamente por personas incompetentes y controladas por toda clase de intereses e impulsos conservadores, o, en todo caso, mucho menos inteligentes que los creadores de cosas como Snapchat.

Educación

¿De dónde habrá salido esa idea tan repetida según la cual la educación es el vehículo fundamental para la emancipación de la humanidad, cuando en realidad el papel fundamental de la educación es el de condicionar a la gente para que acepte una vida cotidiana que fundamentalmente está en contra no solo de sus impulsos naturales sino también de su felicidad?

Pasando a otro tema, el otro día fui a la asamblea del comite local de Quebec Solidaire, el único partido de izquierda de la provincia (y que, como tal, es considerado previsiblemente como de extrema izquierda). Terminé inscrito en el comite de coordinación. Tengo la impresión de que ese tipo de actividades de implicación ciudadana, por llamarlas de alguna manera, son conducidas generalmente por personas “de una cierta edad”. La razón obvia es que los pensionados tienen más tiempo libre, pero yo sospecho que también tiene que ver con mi hipótesis de que, contrario a la sabiduría popular, el espíritu de progreso colectivo encuentra su apogeo en la calma de la vejez mientras que el militantismo de la juventud proviene muy frecuentemente del placer primario de la confrontación así como de la voluntad de adquirir esa forma de poder que es la de redefinir las reglas del juego.

Atrapado en Gmail

Cada vez me pica más depender tanto tener una cuenta de email dependiente de google [1]. Cambiar de dirección de email hoy en día sería jartísimo pero entre más tiempo pasé será cada vez peor. Hay dos obstaculos grandes, el más importante es que mi dirección de gmail es la que conoce todo el mundo y esta registrada en toda clase de servicios (de internet y fuera de internet). Me es imposible dejar de atender esa direccion de email, al menos por un tiempo bien largo y al mismo tiempo atender dos “inboxs” me parece jartisimo. El segundo obstaculo es que los servicios de email que he mirado y que me permiten usar mi propio nombre de dominio me parecen inferiores a gmail en varias cosas importantes (sobre todo en seguridad).

A menos que se me ocurra alguna solución razonable, me tocará dejar las cosas como están.

P.S. : me di cuenta que puedo agregar varios dominios a mi cuenta de Google Apps gratuita, asi que ya cree sergio at crazyrobot punto net, con forward a mi cuenta en gmail. Ahora tengo que decidirme a hacer el trabajo de ir migrando todo hacia esa cuenta.

[1] http://www.reddit.com/r/firstworldproblems/

 

 

Conceptos

Cyber-Utopianism : “A naîve belief in the emancipatory nature of online communication that rests on a stubborn refusal to acknowledge its downside” (Evgeny Morozov)

Californian Ideology : “The Californian Ideology is a set of beliefs combining bohemian and anti-authoritarian attitudes from the counterculture of the 1960s with techno-utopianism and support for neoliberal economic policies. These beliefs are thought by some to have been characteristic of the culture of the IT industry in Silicon Valley and the West Coast of the United States during the dot-com bubble of the 1990s.” (Wikipedia)

Twitter, caso de estudio

Hace poco Twitter anunció nuevas medidas que restringen el desarrollo de aplicaciones basadas en su infraestructura por parte de terceros, sepultando cualquier ilusión que pudiera haber sobre Twitter como plataforma abierta.

Este desenlace, aunque decepcionante, no es sorprendente. Como muchos otros negocios en internet, Twitter adoptó la premisa de “crecer rapido, preocuparse por la plata despues”, financiandose con capital de riesgo. Ahora es el momento de hacer plata y este tipo de inversión exige que Twitter no solo tenga que hacer plata sino que tiene que ser mucha. Como no hay un millón de maneras distintas a vender pauta cuando se ofrece un servicio gratuito, Twitter debe proteger a toda costa su control sobre la manera como los usuarios acceden a la información. Para eso necesitan que los usuarios usen solo los programas oficiales y no el programita de fulano de tal, que podría, por ejemplo, no mostrar los tweets de propaganda.

Lo que es triste es que twitter inicialmente fomentó el desarrollo de un ecosistema de aplicaciones que, mal que bien, ayudó a que Twitter llegara a ser tan popular. Hoy en día, ¿Qué le importa a Twitter que unos cuantos ñoños estén bravos si tienen a Lady Gaga y a Justin Bieber?

Ojalá algún día alguien encuentre la manera de hacer que un sistema no centralizado* de “microblogging” sea tan cómodo de usar como lo es twitter actualmente. Mientras tanto, surgen “clubs exclusivos” estilo app.net, que prometen tratar con respeto a los usuarios (a cambio de que les paguen). Personalmente dudo que funcionen.

* como TCP/IP, como la web, como el email.

Presencia pasiva en las redes sociales

Las “redes sociales” se están conviertiendo en los sitios donde ocurren todas las conversaciónes en internet. Pienso, como muchos otros, que sería mas sano que las conversaciones ocurrieran en blogs y paginas personales. Varios personas que conozco estan dejando de usar las redes sociales y yo he pensando varias veces hacer lo mismo. De Facebook cada vez me interesa menos participar en discusiones, ni mantener al día mi información personal ni lista de contactos, ni enterarme por ese medio de las “noticias” de los demás, etc. Sin embargo, mantengo abierta mi cuenta porque me parece util que la gente pueda encontrarme facilmente y escribirme mensajes si así lo desean.

Esta mañana estaba pensando que en vez de cerrar completamente la cuenta, podria simplemente dejar de usarla y poner un mensaje con el url de mi blog. Esto sin embargo deja abierto el problema de que la gente podria seguir escribiendome por facebook, agregando informacion sobre mi (contactos, tagging), etc, lo cual me obliga a estar pendiente de mi cuenta. Estaba pensando que en las redes sociales uno deberia poder reclamar su identidad sin tener que participar en los demás servicios, y que esto deberia ser soportado tecnicamente por la red social. Es decir, uno deberia poder existir en facebook sin que la gente asuma que uno usa facebook. En este modo de utilización, los demas usuarios de facebook deberian ser capaces de encontrarme, pero no deberian poder enviarme mensajes ni agregarme a su lista de contactos, etc. Simplemente podrian ver algún mensaje de mi parte (por ejemplo el url a mi pagina personal, o a otra red social en la que sí participe). Supongo que no hay mayor incentivo para las redes sociales hoy en día en soportar esta idea. Es posible que la distincion entre “google+” y “google profiles” de cierta manera se asemeje a esto, pero no he mirado realmente.

Crítica de los IDEs (segunda parte)

Inspirado por un buen comentario de Manuel Cerón, estuvé pensando un rato sobre las verdaderas razones por las cuales usar eclipse no me llega a parecer del todo placentero. El primer comentario de Manuel es bastante acertado: el tiempo de arranque de eclipse es irrelevante dado que arrancar eclipse es algo que se hace muy raramente. En mi caso, por ejemplo, usualmente lanzo eclipse el lunes en la mañana y lo vuelvo a cerrar el viernes en la noche. Al trabajar en java en eclipse, uno hace todo a partir de eclipse, todo el tiempo, por lo cual tiene sentido que eclipse permanezca abierto todo el tiempo, dominando toda la pantalla.

Creo que este último punto esta en la base de mi principal problema con eclipse (y en general los IDEs): para cumplir su promesa de facilitar la tarea de escribir codigo, eclipse exige una especie de entrega total. Parafraseando al Duce Mussolini, Todo en eclipse, nada por fuera de eclipse. Eclipse se hace cargo de todos los detalles peludos del asunto, a cambio de que uno renuncia a la posibilidad de meterle mano en la mitad a la cadena de herramientas y pasos involucrados. Por la misma razón, es dificil introducir una herramienta externa al manejo de un proyecto sin introducir perturbaciones que eclipse es incapaz de tratar correctamente.

Manuel señala correctamente que el refactoring es solo una de las facilidades de edición que ofrece eclipse, al lado de otras estilo auto-expansión del código o el navegar a la definición de una función desde una referencia a ella (esto ultimo lo ofrece emacs en C desde tiempos inmemoriales). En mi opinión las funciones de refactoring son tal vez las funciones de edición mas sofisticadas de eclipse y se me ocurre que es posible que para Python (el lenguaje de preferencia de Manuel) sean menos avanzadas que para java. Esto me conduce a pensar en otro punto, de bastante menor importancia y por el cual no se puede culpar a eclipse, y es el hecho de que en general me parece que los paquetes oficiales son de muchisima mas calidad que los no-tan-oficiales. Por ejemplo, el soporte a CVS es brutalmente bueno, mientras que para GIT no existe nada siquiera aceptable.

Crítica de los IDEs

Durante los últimos dos años he usado eclipse constantemente en mi trabajo. Aca van un par de reflexiones sobre esta herramienta de desarrollo y en general sobre todas las herramientas de ese estilo (conocidas como IDEs, por las siglas en inglés de Ambiente de Desarrollo Integrado).

Poco ligero: Eclipse no es una herramienta ligera. Lanzarla, aun en un computador reciente, toma un tiempo considerable. Mas vale tener un equipo con bastante memoria.

Facilidad de uso: Los entusiastas de las interfaces de usuario gráficas defienden las IDEs por su supuesta facilidad de uso. A mi en cambio me parece que eclipse es todo menos facil de usar.

La programación es un proceso relativamente complejo que involucra diversas actividades (edición, compilación, debugging,…). Cada una de estas actividades involucra diferentes pequeñas acciones y una gran cantidad de parametros. En suma, se trata de una enorme cantidad de elementos que el programador debe conocer. En eclipse, todos estos elementos inundan la pantalla al tiempo, logrando más confundir que simplificar la tarea global.

Refactoring: Por otro lado, las herramientas para hacer refactoring de eclipse me parecen muy utiles. Eclipse “entiende” el código que se esta editando y permite automatizar cosas como convertir un pedazo de código al interior de un método en un método separado, o actualizar todas las referencias a una clase a la que se le cambió el nombre.

Jack of all trades (master of none)

Trabajo con gente que lleva años acumulando experiencia sobre técnicas bastante especializadas en un campo preciso de la programación. Son programadores extremadamente competentes que podrían trabajar en cualqueir cosa pero que además son expertos en algo bastante especifico. El camino que he seguido como programador no me ha hecho especializarme en niguna rama particular de la industria. No se hacer nada que un programador recién graduado (o un programador no graduado, de hecho) no pueda aprender a hacer en máximo unas cuantas semanas teniendo la documentación adecuada. La experiencia me ha hecho ganar una cierta intuición sobre la manera adecuada de escribir tal o cual programa. Nunca he intentado darle cuerpo a ese conocimiento. Me considero un programador apto, pero he trabajado con suficientes personas para saber que hay gente con mucho mas talento que yo para escribir programas sólidos. Creo que soy bueno encontrando ideas sobre cosas interesantes para programar. El software me interesa antes que nada como un medio para crear cosas nuevas. Las caracteristicas del código fuente me interesan también, pero menos.

Continuará…

Elecciones en Colombia 2010, mi opinión

Antanas Mockus, elecciones 2010

Antanas Mockus

En las pasadas elecciones muchos nos ilusionamos con la posibilidad de un cambio en Colombia. Desafortunadamente, terminamos decepcionados. El domingo en la noche vimos a Santos, el candidato del actual gobierno, imponerse facilmente sobre todos sus adversarios. Nada deja pensar que los resultados vayan a cambiar en la segunda vuelta. Miremos con calma que significa esto.

Es importante ir mas alla de los nombres de los candidatos y profundizar en cuales fueron las póliticas por las que votaron los ciudadanos. Pensando de nuevo en los debates, me parece que Santos y Mockus (así como el resto de los candidatos salvo Gustavo Petro) presentaron propuestas muy parecidas, por no decir las mismas. Estuvieron de acuerdo sobre el TLC, sobre las bases norteamericanas, sobre los secuestrados de las FARC y una posible negociación, etc. En retrospectiva, creo que los ciudadanos se limitaron a decidir quién, entre “el candidato de Uribe” y “el candidato decente”, era el hombre adecuado para poner a funcionar una política en el fondo muy parecida a la que ya existe.

En resumen, la batalla de las ideas ya la habia ganado Uribe desde mucho antes del 30 de mayo. Es como si una empresa ya tuviera un dirección definida y hubiese simplemente que poner a un nuevo gerente. Tal vez uno del que se sabe que es eficiente para ir en la dirección escogida, pero asociado a ciertos intereses particulares y a ciertas feas practicas, o a otro que parece más honesto, mas comprometido con la meritocracia que con la gerencia pasada.

Todo esto hace la derrota de Mockus aun mas deprimente. Entre dos candidatos de la misma política los ciudadanos escogieron a aquel más asociado al clientelismo y al servicio de las elites que tienen al país en su estado actual. Y todo por un curioso miedo a perder los mil veces cacareados frutos de la “seguridad democática” (los cuales yo nunca veo cuando voy a Bogotá, dicho sea de paso).

Me parece que Gustavo Petro (aunque un poco Pardo, también) fue el único candidato que propusó políticas diferentes. El problema es que las ideas en las que estas propuestas se fundamentan han sido tan estigmatizadas en Colombia que no tendrán posibilidades de ganar durante mucho tiempo. De esto se han encargado los medios con la ayuda de las FARC. Por lo demás, no tiene nada de raro que los ciudadanos no confien en el partido de Iván y Samuel Moreno para llevar a cabo grandes transformaciones en el país.

Un efecto nefasto que podría traer a mediano plazo el triunfo de Juan Manuel Santos podría ser el fortalecimiento en Colombia de grupos políticos de esos cuyos miembros escriben “lider” con “L” mayuscula y admiran a Castro. Ojala que no. Aunque lo más probable es que el país entre en una especie de PRI-ización.

En todo caso, yo votaré por Mockus en segunda vuelta. Que al menos quede el precedente de que muchos nos opusimos a la situación actual.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes