Elecciones en Colombia 2010, mi opinión

Antanas Mockus, elecciones 2010

Antanas Mockus

En las pasadas elecciones muchos nos ilusionamos con la posibilidad de un cambio en Colombia. Desafortunadamente, terminamos decepcionados. El domingo en la noche vimos a Santos, el candidato del actual gobierno, imponerse facilmente sobre todos sus adversarios. Nada deja pensar que los resultados vayan a cambiar en la segunda vuelta. Miremos con calma que significa esto.

Es importante ir mas alla de los nombres de los candidatos y profundizar en cuales fueron las póliticas por las que votaron los ciudadanos. Pensando de nuevo en los debates, me parece que Santos y Mockus (así como el resto de los candidatos salvo Gustavo Petro) presentaron propuestas muy parecidas, por no decir las mismas. Estuvieron de acuerdo sobre el TLC, sobre las bases norteamericanas, sobre los secuestrados de las FARC y una posible negociación, etc. En retrospectiva, creo que los ciudadanos se limitaron a decidir quién, entre “el candidato de Uribe” y “el candidato decente”, era el hombre adecuado para poner a funcionar una política en el fondo muy parecida a la que ya existe.

En resumen, la batalla de las ideas ya la habia ganado Uribe desde mucho antes del 30 de mayo. Es como si una empresa ya tuviera un dirección definida y hubiese simplemente que poner a un nuevo gerente. Tal vez uno del que se sabe que es eficiente para ir en la dirección escogida, pero asociado a ciertos intereses particulares y a ciertas feas practicas, o a otro que parece más honesto, mas comprometido con la meritocracia que con la gerencia pasada.

Todo esto hace la derrota de Mockus aun mas deprimente. Entre dos candidatos de la misma política los ciudadanos escogieron a aquel más asociado al clientelismo y al servicio de las elites que tienen al país en su estado actual. Y todo por un curioso miedo a perder los mil veces cacareados frutos de la “seguridad democática” (los cuales yo nunca veo cuando voy a Bogotá, dicho sea de paso).

Me parece que Gustavo Petro (aunque un poco Pardo, también) fue el único candidato que propusó políticas diferentes. El problema es que las ideas en las que estas propuestas se fundamentan han sido tan estigmatizadas en Colombia que no tendrán posibilidades de ganar durante mucho tiempo. De esto se han encargado los medios con la ayuda de las FARC. Por lo demás, no tiene nada de raro que los ciudadanos no confien en el partido de Iván y Samuel Moreno para llevar a cabo grandes transformaciones en el país.

Un efecto nefasto que podría traer a mediano plazo el triunfo de Juan Manuel Santos podría ser el fortalecimiento en Colombia de grupos políticos de esos cuyos miembros escriben “lider” con “L” mayuscula y admiran a Castro. Ojala que no. Aunque lo más probable es que el país entre en una especie de PRI-ización.

En todo caso, yo votaré por Mockus en segunda vuelta. Que al menos quede el precedente de que muchos nos opusimos a la situación actual.

4 Comments