Thor

Tenemos dos perros, Thor y Loki. Los dos fueron abandonados. A Thor lo adoptamos cuando ya debía tener unos 4 años y tiene un montón de problemas. Por alguna clase de alergia, se la pasa atorado y estornudando, se nota que le fastidia. A veces le dan “crisis” de eso y termina exhausto todo el día sin moverse casi. También tiene una pata medio mala, seguramente de algún patadón que le dieron en su vida anterior. Para colmo, no fue bien “socializado” y en la presencia de cualquier otro perro (con excepción de Loki) adopta sistematicamente una actitud agresiva (lo cual hace muy aburridor pasearlo). Iba a escribir que a Thor no pareciera importarle un carajo todo eso, pero depronto creen que este post era para hacer algun comentario filosófico al respecto, y no.

La satisfacción del deber cumplido

Sostengo que “la satisfacción del deber cumplido” es una expresión engañosa, que cumplir con las reglas (el deber) es algo que, en si mismo, nunca la ha proporcionado a nadie nada distinto de, a lo sumo, una intrascendente sensación de alivio. Mantengo que cualquier sensación de satisfacción que se le haya podido atribuir al cumplimiento del deber tiene su origen en algo distinto. Tal vez en el hacer algo bien hecho (la satisfacción del artista al producir una obra de calidad, del cientifico al producir un artículo valioso, del narcotraficante al llevar a cabo un proyecto bien planificado, etc), lo cual es algo que produce una sensación de  bienestar en si mismo, sin necesidad de validaciones exteriores, pero que no tiene nada que ver con el respeto de ninguna regla. Tal vez se confunda la satisfacción del deber cumplido con las consecuencias que tiene el deber cumplido (la imagen que los demás se hacen de uno, la estabilidad del orden social, etc). O puede que se trate del mismo placer que siente el asceta, el fakir al lograr forzarse a realizar actos extraordinarios contra si mismo y que no tiene en realidad nada que ver con el deber sino que se trata, como lo explica Nietzche, de una expresión degenerada de la voluntad de poder, encarnada en el dominio violento del asceta sobre si mismo. El caso es que, si se eliminan esas fuentes de satisfacción, cumplir con el deber no es fuente de ninguna sensación de la cual valga la pena decir algo.

Creo que en eso radica el genio del cristianismo, al proponer no el deber sino el amor como principio rector. Por supuesto, el amor es algo mucho mas complicado que el deber, no se puede capturar en unas cuantas formulas y reglas, exige un esfuerzo personal que tiene que ver con la honestidad de cada quien consigo mismo.

Cualquier discurso que hable de “derechos” y “deberes” debe ser tratado con la mas alta desconfianza. Se trata seguramente de una falsificación, de una estafa.

El Amor Monstruo

El Amor Monstruo, novela de Louis Pauwels. Resumen y análisis. Alerta spoilers.

En una época remota en algún pueblo apacible de Francia, el doctor Antoine Billet vive una vida intrascendente con su esposa y su hija. Los problemas comienzan cuando el doctor se enreda con Madelaine, joven recientemente viuda, a la cual termina visitando todas las noches. Detrás de su apariencia dulce, Madelaine solo obedece a su propia voluntad y se tiene a sí misma en muy alta estima. La madre de Madelaine ve en su hija la encarnación de la  clase de mujer que es por naturaleza un peligro para todo el resto de las mujeres del mundo. Es decir, la enemiga.

El doctor quiere tenerlo todo. La emoción sublime de su relación con Madelaine pero también el sentimiento de virtud que obtiene de permanecer con su esposa y con su hija. Madelaine por su parte también aspira a lo absoluto: la entrega total de su amante y la ausencia de toda duda es el único precio aceptable para pagar lo que ella percibe como el sacrificio de su libertad.

Al cabo de unos cuantos meses, ante el inevitable desgaste, los dos amantes comienzan a dudar de la redención que habían creido encontrar en su relación. Desesperados al ver escapar la solución a la vida, terminan en una confrontación violenta, tras la cual Madeleine se refugia en un convento.

Herida en su orgullo, Madelaine es presa de ataques nerviosos y declara que Billet tiene un pacto con el demonio. Es apoyada en sus acusaciones por Victoria, la esposa de un vendedor de pollos, quien estaba enamorada del doctor, sin ser correspondida, y por un abogado que participa en la fabulación para conquistar a su propia esposa, quien encuentra en todo el asunto un placer perverso.

Al final del libro, justo antes de ser llevado a la hoguera por la Inquisición, el doctor concluye filosóficamente que tanto él como Madelaine siempre estuvieron enamorados unicamente de si mismos, y que si bien en ese juego ella había salido ganadora, él prefería su propio final.

La novela fue inmortalizada sobre todo por la mención que hace de ella Serge Gainsbourg en “Initials B.B.” :

Une nuit que j’étais
A me morfondre
Dans quelque pub anglais
Du coeur de Londres
Parcourant l’Amour Monstre de Pauwels
Me vint une vision…

amour-monstre

Conseguido en eBay

Viejos jugando petanca

En mi antiguo blog alguna vez escribí (hace tal vez como 10 años) algo sobre el juego francés conocido como petanque, familiar del turmequé y de todos los demas juegos que se basan en lanzar algun objeto a travez del aire, a una distancia respetable y donde la valía del contendiente se mide por su tino y capacidad de concentración bajo el estrés de la competición. (Ver la teoria del eterno retorno de Nietzche).

Cuando vengo del trabajo a la casa en el carro, a veces, para  ahorrarme un pequeño trancon en una avenida que hay, corto camino por unas calles de barrio. He observado que como a las 5:30 de la tarde hay con frecuencia un grupo nutrido de viejos y viejas jugando Petanque en una polvareda de un parque. Hartos, como 30. Eso no tiene nada de raro ni es digno de ser contado, excepto porque cada vez más me dan ganas de parar el carro, bajarme, y unirme a ese grupo de ancianos. Me imagino venciendo la incomodidad inicial para luego, con el tiempo, hacerme amigo de ellos hasta que finalmente pueda luego llegar a cualquier momento con frescura “qué? como van? quien va ganando?” “Que hubo, Therese, como van los nietos”, “hey, Jean Marie”.

Debe ser sintoma de soledad, o de quien sabe que.

Los muertos vivientes

Yo soy de los que he contribuido a fomentar la idea de que Facebook y Twitter “mataron los blogs”. Vengo a hacer mi mea culpa. Facebook y Twitter si han hecho que la gente escriba menos en blogs, pero lo dañino ha sido crear la idea de que los blogs estan muertos. Yo leo varios que todavía estan activos. Algunos más que otros, pero muertos no están.

Recomiendo sobre todo el blog de Juan David sigue ahí, mejor que nunca. Historias de la vida real y filosofía práctica a la lata. Mención especial además por actualizarlo frecuentemente. Lean también el blog de  Javier, que parecía muerto pero ha revivido ultimamente, fiel a su estilo de glamour literario. El blog de reflexiones de Ana Mesa, depurado y al punto. Otras reflexiones, pero con algo de diario personal, el blog de Aleyda, con multiples historias contadas con estilo. Más historias buenas en el blog de Andrés Salcedo.

Si conocen otros blogs (colombianos) buenos, por favor recomienden.

De resto, bien.

Sobre el carro

Muy bueno este post de juglar del zipa sobre la ausencia de carro en su casa (ojo, la ausencia de carro, no “la falta de carro”, que es muy distinto). Me gustó la parte donde habla de esa ausencia de carro como otro elemento más de los que hacían de la suya una familia sui-generis, algo con lo cual me identificó un poco. Pero no voy a hablar de ese tema.

Yo también fui peatón radical, hasta hace unos tres años, cuando me fui a vivir a un sitio donde era imposible vivir sin carro. Ahora tal vez podría, pero se me complicaría la vida. La gente amiga del carro muchas veces siente como una agresión que se hable de lo insostenible que es el modelo de ciudad basado en el carro particular. Hace unos días escuchaba en la radio de derecha populista acá a los locutores diciendo que “en la vida real, nadie va a renunciar a su carro. Las familias van a tener dos, tres y hasta cuatro carros por familia, y eso está bien. La única manera de solucionar el problema es agrandando las autopistas y construyendo más parqueaderos”. Así tal cual, sin ninguna ironía.

Tener carro embrutece.

 

Un sistema universal de timestamps

Será que ya existe en internet algo parecido a un servicio que permita dejar registro de que, al momento de crear ese registro, uno está en posesión de tal o cual documento?

Caso de uso:

Juanito debe entregar un ensayo a su profesor de economía a mas tardar el lunes. El internet de Juanito esta caido y Juanito está enfermo y no podrá ir a la universidad el lunes. Juanito verá a su profesor el miercoles siguiente y podra entregarle el ensayo ese día en una llave USB, pero debe demostrar que lo que está entregando el miercoles ya estaba terminado el domingo. La fecha del archivo en el disco no es suficiente, ya que es facil de manipular. Hay una solucion sencilla: Juanito le envia el lunes al asistente del profesor, por medio de un mensaje de texto, un hash del contenido del archivo. El miercoles, el profesor puede comparar lo que juanito entrega con el hash que envió el lunes, lo que prueba que el archivo que está entregando es el mismo que ya Juanito había terminado ese día.

En resumen, si A necesita dejar registro de que esta en posesion de un cierto contenido, basta con que un garante verifique y registre el hecho y el momento en que lo hace ( en el ejemplo anterior, el garante es el asistente del profesor). No es necesario que el garante guarde el contenido completo, ni siquiera que lo conozca. Basta con que guarde el hash del contenido, el cual puede ser usado cuando un tercero necesite verificar que ese contenido ya existía como mínimo desde el momento en que la entrada en registro fue creada. Adicionalmente, se puede garantizar la identidad de la persona que crea el registro, por medio de llave publica/privada, para verificar que el contenido existia y estaba en posesión de esa persona. Alguna organización lo suficientemente confiable debería crear un sistema que permita guardar ese tipo de registros, muy sencillo de implementar ya que no se necesita conservar el contenido de los documentos en cuestión (lo cual es responsabilidad del dueño del contenido, obviamente si el contenido se pierde, el registro no sirve para nada).

Creo que podrían existir muchos usos. Por ejemplo, si alguien crea una imagen y la publica en internet, podría primero crear un registro en ese sistema, para probar, como minimo, que a tal fecha, el ya estaba en posesión de esa imagen, lo que podría ser util si alguien decide “robarse” la autoría.

Ya existe algo así o algo que cumpla la misma función?

Bel Dame Apocrypha

Las últimas novelas de fantasía/ciencia-ficción que leí fueron las dos primeras partes de la serie Bel Dame Apocrypha de la escritora Kameron Hurley. Son novelas de acción en un universo que me parece bastante original, basado en la idea de una colonia en un planeta domesticado a punta de insectos. Durante varios siglos los humanos esperaron en bases en la luna de ese planeta mientras los insectos diseñados y controlados convertían el planeta en un lugar habitable. Como es de esperarse, los insectos se salen de control, la civilización humana entra en decadencia, y el planeta se convierte en un lugar violento, lleno de insectos peligrosos apenas ligeramente controlados. Las dos novelas (me falta la tercera) están llenas de accion ultra violenta descrita en detalle. El personaje principal, Nyx, es una ex Bel Dame (una especie de agencia paramilitar) caida en desgracia y ahora dedicada al mercenariato de baja ralea. Creo que es el primer personaje femenino jugando el rol del anti-heroe brutal que me ha parecido creible e interesante. Curiosamente, el mundo de la novela es basado en el mundo musulman (luego de miles de años de transformación), lo que le da un sabor particular. Recomendado, asi como el blog de la autora, quien ayer estuvo respondiendo preguntas en reddit y me respondió a esta. Ojo también a esta respuesta, que me gustó mucho.

Libros 2013

Reseñas de algunas lecturas del año que terminó:

Zorba, el griego: Un joven pusilanime y confundido cree haber encontrado respuesta a los grandes interrogantes de la vida en el ejemplo de Alexis Zorba, un fulano de espiritu infantil, irresponsable y vulgar. La asociación de este par de personajes termina, previsiblemente, en el descalabro económico.

Mi Vida (Madre Laura): Una campesina antioqueña en apariencia condenada a una vida gris e intrascendente logra escapar a su condición por medio de la evangelización de la indiamenta. Para tener éxito en su campaña de eliminar cualquier elemento autóctono de la vida espiritual del país, la santa señora deberá enfrentarse a trochas espantosas y a la enemistad de monseñor Builes.

Ruby The Language : “Como vemos en el ejemplo anterior, el ____ de ruby permite escribir codigo sencillo y fluido. Desafortunadamente, ____ implica toda clase de ambiguedades sintácticas que se resuelven con las siguientes 829 reglas.”

El crepúsculo de los ídolos : un señor enfermizo y debil nos explica que todo lo que proviene de la gente enfermiza y debil es perjudicial.

Criticando al profesor Cuero

En Colombia es casi imposible criticar el trabajo de alguien sin que eso se considere un ataque personal con motivos oscuros. Al que critica se le achacan los peores sentimientos, principalmente la envidia. Los argumentos originales son excluidos del debate y todo queda reducido al asunto de “usted quien es para criticar”. Ver por ejemplo esta columna de antología de María Isabel Rueda, con respecto al asunto del profesor Cuero.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes