Escenas de la vida cotidiana

Voy paseando a Thor y a Loki, como todos los días. Escuchando un podcast de una gente ahí echando carreta. Veo un niño por ahí de 8 años con un perrito cachorro. El perrito viene a saludar a Loki y a Thor. Thor, previsiblemente, entra en su modo sociopata, ladrando y gruñendo, con ganas de despedazar al perrito. Sigo caminando, pero el perrito se viene detrás nuestro. Veo que el niño viene a buscarlo, entonces me detengo para no seguir alejando al perrito. El niño comienza a corretear al perrito y yo sigo mi camino. El perrito no se deja agarrar y sigue detrás nuestro. Me detengo de nuevo e intento ayudar al niño a agarrar el perrito. Duramos como 5 minutos pero el condenado perrito no se deja agarrar. Al cabo de un rato miro al niño y le hago la cara universal de “Hice lo que pude, pero de aquí en adelante, cada cual por su cuenta. Buena suerte“. Camino las dos cuadras que me separan de la casa. Cuando voltié a mirar el niño seguía ahí, persiguiendo a ese perro.

2 Comments

  1. Ana María Mesa
    August 6, 2015 #

    Jajaajjajajaaja ¿La cara universal de falta de solidaridad te la enseñó el primer mundo o ya la llevabas desde aquí?

    • sergio
      August 6, 2015 #

      Es innata (investigadores británicos descubrieron hace poco que existe en todos los primates superiores). Pero la vida la va refinando, a las patadas.

Leave a Reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes