Sobre las corridas de toros y el consumo de carne

Está de moda entre el progresismo de las clases acomodadas colombianas declararse en contra de las corridas de toros. De todas las preguntas que surgen alrededor de este tema me interesa la siguiente: es coherente indignarse por las corridas de toros y al tiempo pasar por alto el sacrificio de animales para el consumo de carne?

La respuesta más usual del campo anti-taurino es que hay una diferencia fundamental, el sacrificio de animales en un matadero se justifica dada la necesidad del ser humano de proteina animal. Me parece que este argumento es debil: es bien sabido que (por lo menos en los paises donde hay corridas de toros) el consumo de carne es en general muy muy superior a lo necesario para una nutrición adecuada. Es decir, a las vacas las matamos por el placer, y no por la necesidad, de comer carne.

Viene entonces el siguiente argumento: a diferencia de la corrida, el objetivo en el matadero no es causar sufrimiento en el animal, por lo tanto es menos reprobable. Me parece muy facil darse buena conciencia de esa manera. Cualquiera que haya visto imagenes de mataderos o de las condiciones en las que se crían los animales, se puede dar cuenta de que toda esa cadena genera muchisimo mas sufrimiento que unas cuantas corridas.

Habiendo mostrado que con respecto al “volumen” de sufrimiento de los animales, si es que se puede hablar de eso, las corridas no son sino un detalle irrisorio comparado con la industria cárnica, falta abordar el aspecto simbólico. Argumentan los anti-taurinos que la corrida es la celebración de la crueldad y que por lo tanto es inaceptable como símbolo y debe ser proscrito. Sea, pero, mas alla de lo curioso que resulta andar peleando rabiosamente contra un símbolo mientras aceptamos una masacre muy real, innecesaria y cotidiana de animales bajo nuestras narices, cabe preguntarse por qué el símbolo que tiene la corrida para los anti-taurinos (la muerte, el sufrimiento, etc) va a tener más valor que aquel que tiene para sus entusiastas (celebración del valor, de la vida, de la voluntad de poder, o de lo que sea). Creo que, de hecho, el matadero simboliza algo mucho más feo: simboliza la capacidad que tiene el hombre de destruir y asesinar de manera mecanica, sistemática, sin necesidad de ver ni untarse las manos de sangre y olvidandose del asunto.

10 Comments