Meltdown

Uno de mis vicios es leer y escuchar lo que proviene de la franja radical de la orilla opuesta a lo que sería, por llamarlo de alguna manera, mi posición política. Es por eso que leo o escucho con regularidad sitios de la derecha racista francesa, la radio basura local, el programa del doctor Londoño, etc. Se trata seguramente de simple morbosidad, del placer que procura la indignación y el sentirse superior a los demás, y cosas así, pero, en mi defensa, también es en parte por el placer de escuchar ideas que no dejan de tener una lógica y que (dependiendo de la fuente) una argumentación inteligente y que en algunos casos también contienen críticas no del todo desprovistas de razón.

Gracias a ese vicio, he tenido ultimamente el placer de ver como gradualmente el National Review (revista legendaria de la derecha pura y dura gringa) entra en modo de pánico ante el ascenso de Trump. Lo mas placentero es que el National Review de alguna manera se presenta generalmente como la derecha “real” frente al establecimiento republicano de Washington y sus temas, en modo normal, son una copia del populismo odioso de Trump. Que delicia cómo ante los riesgos reales de turbulencia salen a defender a aquellos a los que, en apariencia, se dedican a criticar el resto del tiempo.

One Comment

  1. alfabravoteam
    March 4, 2016 #

    Es chévere no aislarse en una burbuja de ideas afines a uno.
    Es aburrido indignarse.
    Es muy loco ver toduese racismo emerger, salir a la superficie, escudado en Donaldo.

Leave a Reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes